miércoles, 1 de septiembre de 2010

Informe de Gobierno

En esta liga se puede acceder a mi columna, Tintero Económico, que se publica hoy en el Universal

18 comentarios:

Jramirez dijo...

Considero que el punto clave en este debate que propone es la dificultad para discernir entre el resultado de las políticas públicas aplicadas para contrarrestar los efectos de la crisis; y el efecto inercial en nuestra economía de la (ahora vista con incertidumbre) recuperación estadounidense.

Si bien generalmente se considera que existe una gran correlación entre el comportamiento de nuestra economía y el paso que lleve la estadounidense; hemos evidenciado como la crisis ha ensanchado las diferencias entre las economías fuertes y débiles.

Casos como la cada vez mayor distancia entre el comportamiento de la economía alemana y paises europeos periféricos no distan mucho de nuestras perspectivas.

En el caso de la Unión Europea, si bien con algunos reclamos se han puesto en marcha mecanismos internos para "nivelar" a paises como Grecia e Irlanda; México por su cuenta tiene la responsabilidad de plantear las políticas públicas adecuadas para su recuperación económica.

Anónimo dijo...

Dado el nuevo auge de incertidumbre económica surgido en el contexto internacional es absolutamente necesario llevar a cabo políticas públicas cuyo objetivo sea minimizar los efectos negativos que puedan derivarse de esta situación. Partiendo de lo anterior, considero de vital importancia este informe de gobierno porque, más allá de ser una simple rendición de cuentas, es un estado de resultados que evidenciará los errores y aciertos que han tenido las políticas públicas que hasta ahora se han ido desarrollando. Es decir, un análisis a conciencia de los datos entregados permitirá no sólo corregir el rumbo de aquellas políticas ineficientes sino también darle continuidad a aquéllas que estén dando resultados.

M. Araceli Ramírez

Anónimo dijo...

Acerca de la posible recesión es importante observar las medidas que se tomarían en Estados Unidos. Es poco probable que se pueda instrumentar otro estímulo como el que se aprobó hace año y medio. La deuda americana es enorme y dudo que exista la voluntad política para expandirla aún más. Lo interesante va a hacer la respuesta del gobierno de Obama, pues sé vera forzado a innovar y ser creativo con las medidas a aplicar. Esto va a ser necesario, pues los "remedios tradicionales" parecieran haber fallado.
Carlos Castillo

Nahieli dijo...

Debido a que hay temores de que la economía mundial vuelva a caer en recesión, sería conveniente analizar qué tan adecuada o no resultaron las políticas destinadas a combatirla y, así, poder tener mayor certidumbre, en el caso de que se volviera a presentar una recesión, acerca de la efectividad tales políticas, qué funcionó, que no funcionó y qué hizo falta. En el análisis, sería necesario distinguir qué variables regresaron a los niveles que tenían antes de la recesión debido a la respuesta del gobierno, y cuáles lo hicieron por la recuperación económica mundial. Finalmente, sería razonable esperar que el gobierno estuviera mas preparado para una nueva recesión de lo que lo estuvo en 2009.

Anónimo dijo...

Para que la administración de Felipe Calderón pueda combatir eficientemente los problemas causados por este deterioro de la economía mundial es importante conocer los efectos de las políticas públicas, porque, si bien, a principios de este año hubo un crecimiento en el PIB aún no sabemos a ciencia cierta las causas de este acontecimiento. Es por esto importante considerar que además de hacer un análisis sobre las estrategias que se utilizarán en el futuro, se debe analizar el pasado, específicamente las acciones realizadas en 2009, para determinar qué medida tuvo mayor impacto y hacer uso de ella en este año y dejar de tomar medidas innecesarias o inútiles para que podamos ver realmente un crecimiento. Ahora la ventaja que tenemos es que la tendencia que seguirá la economía ya está prevista y no nos tomará por sorpresa como en 2008.

Adriana Becerril

Gabriel Alberto Martínez Roa dijo...

Yo creo que adicionalmente a las políticas públicas que tradicionalmente se prescriben por la ciencia económica en situaciones de coyuntura como la actual. México puede estar en una situación de disposición política para reformar otros temas medulares que abonarán al crecimiento de largo plazo e incluso del corto. por ejemplo el tema de los sindicatos. del seguro de desempleo, del empleo informal etc. temas que además pueden ser beneficiosos para los políticos. Un ejemplo podría ser la simplificación del proceso de creación de empresas o de las leyes laborales etc.

Anónimo dijo...

Creo que más allá de un informe y de datos maquillados, que se anuncian en los medios de comunicación, el análisis de las cifras es primordial. Me parece preocupante que no existan cifras de la recuperación real de la crisis del 2009, pues dichas cifras serían una herramienta para la implementación de estrategias adecuadas ante una segunda crisis. Si bien es cierto que la desaceleración actual está prevista, también es cierto que algunas autoridades niegan esa posibilidad(como Carstens). Esperemos que las autoridades económicas tengan soluciones más ingeniosas esta vez.
Analuisa G.

Anónimo dijo...

Profesor Villagomez, creo que este informe de gobierno es crucial para el presidente Calderón. Una de las razones es que necesita rendirle cuentas a los ciudadanos sobre su gasto en la lucha contra el narcotráfico y la otra es que tiene que informar sobre la eficacia de sus políticas públicas.
Ahora bien, considero que dentro de su informe tiene que haber un nuevo plan de gasto más austero debido a que aún se tiene gran incertidumbre sobre los efectos de la crisis de los Estados Unidos.

En otras palabras, las políticas públicas que propondrá Felipe Calderón deberán ser (a mi criterio) políticas creadas a partir del plan fiscal del presidente Barack Obama, ya que como lo sabemos todos, existe una gran correlación entre la economía mexicana y la estadounidense. Además, pienso que debería de proponer como mejorar los métodos de recaudación, para hacerlo de una manera más eficiente.

René Kuster Rojas

Anónimo dijo...

A mi parecer es bueno tener una fotografía de las acciones y resultados del gobierno federal en el último año. Coincido en que no podemos quitarle importancia a los proyectos futuros pero no podemos depender totalmente de especulaciones teóricas, a final de cuentas éstas deben tener un sustento práctico. Si no contamos con una base que nos señale qué cosas funcionaron y qué cosas fracasaron difícilmente podremos planear un mejor horizonte para nuestro país. Por supuesto, no nos debemos quedar sólo con la información proporcionada por el gobierno federal pero la presentación de resultados es fundamental para un balance retrospectivo, empezando por el mismo ejecutivo.

Irving Alejandro González Hernández

Dulce María Soto Fernández dijo...

Si bien es importante hacer un análisis minucioso de las cifras y datos macroeconómicos, con el fin de observar los fallos en las políticas públicas hasta ahora implementadas. Para mí, resultará muy interesante conocer la estrategia del gobierno federal para seguir contrarrestando los efectos negativos de la crisis y hacer frente ante el anunciado desempleo. Especialmente cuando nos encontramos frente a una situación en la que está claro que no existen fuerzas políticas que respalden la voz del presidente.

Anónimo dijo...

Un punto interesante de su columna es cuando menciona que en la actualidad el flujo de información ha aumentado, al tener informes quincenales o mensuales los agentes que interactuan en la economía pueden tomar decisiones con mayor precisión y con un menor margen de error. Además es interesante de que manera el presidente maneja su twitter, ya que abre un foro para el debate de sus políticas.

Con respecto a la rendición de cuentas y el reporte de las políticas públicas que ha realizado el presidente, será importante analizar los resultados y discutir de la eficacia de estas políticas. De esta manera, eliminar las políticas ineficientes e impulsar las eficientes. Además, cuál será la estrategia de carstens ante el fantasma de la nueva recesión, si éste niega la posibilidad de ellas, ya que si no toma decisiones, el país regresará a una recesión económica.

Sebastián Sandoval Olascoaga

Anónimo dijo...

Creo que es de suma importancia dejar de concebir el Informe Presidencial como un show político y comenzar a asumirlo como lo que es: rendición de cuentas.
Asimismo, es necesario un debate enfocado en el análisis de las cifras y estrategias presentadas... "en una de ésas", tal vez, se pueda encontrar que la ya muy mediática recuperación de la economía mexicana no sólo se debe a la recuperación estadounidense, sino también a una buena "jugada" del gobierno federal.

Cesángari López

Anónimo dijo...

La principal función del informe de gobierno es la rendición de cuentas ante la ciudadanía acerca de la situación de la administración actual, así como de los resultados sociales que generan las políticas implementadas por el gobierno; sin embargo, ante el panorama de incertidumbre en el que se encuentra la economía no sólo a nivel nacional, sino también internacional, coincido en que este año sería gran utilidad que el informe de gobierno se pudiera centrar en la creación de una estrategia que permita identificar los factores que impulsaron en meses pasados el crecimiento del PIB, así como la planificación de políticas que concluyan en un ambiente de estabilidad en el largo plazo.
Estefanía Chávez

Anónimo dijo...

El día de hoy el Secretario de Economía, Bruno Ferrari, aseguró que México avanzará en el Indice de Competitividad dentro de uno o dos años. Tal parece que se han hecho intentos por incentivar la inversión por medio de la reducción de trámites. ¿Será posible qué nos estemos moviendo en la dirección correcta hacia el crecimiento? Coincido con usted profesor, lo importante es lo que viene. Desgraciadamente yo no veo la disposición en nuestra clase política de hacer los cambios estructurales que México necesita. Creo que la recuperación que hemos tenido, basada mayoritariamente en un aumento en nuestras exportaciones, sólo está logrando que se prolongue el momento en que tengamos que hacer frente a las condiciones verdaderas de nuestra economía. Esperemos estar preparados.

Carlos Grandet

Anónimo dijo...

Usualmente (sólo para no escucharme sensacionalista al decir "siempre") la política le gana a la función primordial del informe que es rendir cuentas. Se vuelve un circo de elogios a la administración en turno, todas las situaciones difíciles sucedidas en el año son exógenas al gobierno. En pocas palabras, "el gobierno no tiene la culpa de nada". Y luego preguntamos ¿por qué no interesa a los ciudadanos tanto como debería el informe? Creo que la respuesta se encuentra, en gran medida, en el discurso narcisista.

Francisco Brito

Anónimo dijo...

Coincido con las opiniones que perciben el pasado como una mina rica en lecciones; es decir, hay que aprender para qué sirvieron y de qué manera lo hicieron todas medidas en materia de política económica que fueron tomadas el año pasado. En los días recientes ha habido "sorpresas" como Alemania e India: económías que pudieron romper con la inercia mundial que apunta hacia una nueva recesión. Sin decir que México puede tener la misma suerte; sin embargo, es importante centrarnos en lo que concierne a la economía mexicana y no sólo esperar a ver qué hacen los norteamericanos. Es claro que dependemos en gran parte del rumbo que tome la economía norteamericana pero no es una norma inquebrantable.

Alejandro Robinson

Arturo Romero Yáñez dijo...

Dentro del marco de la transición democrática en la que el PRI queda fuera del poder ejecutivo y el PAN trata de modificar la "cultura política" del país, el cambio de la presentación del informe de gobierno por parte del presidente Felipe Calderón ha causado diversas reacciones.

Por un lado, la primera vez que se hizo, en general, la población percibió un Ejecutivo débil; sin embargo, conforme han pasado los años y la tradición se ha mantenido, podemos encontrar varias ventajas como las mencionadas en el texto. Por otro lado, no estoy seguro de que el Presidente Calderón haya tenido estas ventajas en la cabeza cuando decidió tomar esta medida; si bien, abre espacio para una crítica más racional que pasional, también lo ayuda a repartir la presión que conlleva esta rendición de cuentas, dado que, a pesar del incremento en los informes estadísticos por parte de las dependecias gubernamentales, la sociedad no académica o política, aún percibe este modo de presentar el informe como una debilidad del Ejecutivo.

El análisis costo-beneficio de esta medida debe basarse en los costos políticos contra los beneficios, los cuales existirán si y sólo si las discusiones mencionadas en el última párrafo de la columna son llevadas a cabo, de otra manera, no habrá beneficios en el corto plazo, dada la cultura política "priísta" aún vigente en nuestra sociedad.

Jorge Gutiérrez dijo...

Coincido con usted en que el informe presidencial debe pasar a un segundo plano debido a las diversas fuentes de información a las que se tiene acceso en nuestros días. Si bien es importante la rendición de cuentas en nuestro país y es necesario mejorarlas aun más, considero que se ha obtenido gran avance en ello. El meollo del informe sería, como usted menciona, analizar cuáles efectos se produjeron en la economía debido a las políticas públicas, cambios en la economía internacional o a los cambios de la economía internacional. Asimismo, al observar esto a detalle, podríamos reducir la vulnerabilidad de la economía mexicana ante recesiones mundiales.