miércoles, 30 de septiembre de 2009

Una Propuesta Alternativa de Paquete Fiscal

Es posible crecer y tener reforma fiscal? es el título de mi columna Tintero Económico que se publica el día de hoy en la sección de finanzas del Universal

14 comentarios:

Jorge dijo...

Creo que la "reforma fiscal" es muy necesaria por dos razones principales:

1) Para poder aliviar el déficit público que existe en este momento.

2) Para llevar a cabo una reestructuración del sistema tributario que existe en el país.

En el corto plazo, esto permitiría dar estabilidad a las finanzas públicas del país, y, por lo tanto, certidumbre a la Economía mexicana.

En el largo plazo, esto podría dotar al gobierno de recursos para librar situaciones, como la crisis actual, que requieren políticas fiscales expansivas.

Además, el gobierno podría sacar provecho de estos recursos. Por ejemplo, realizando inversiones en capital humano.

Para mí, la verdadera PREGUNTA es "¿cómo reformar el sector real de la Economía mexicana?". Sin embargo, en este momento, la "reforma fiscal" es una necesidad inminente.

¿Dejarán a un lado los políticos sus objetivos de corto plazo e impulsarán algo que promueva el crecimiento en el largo plazo?

Parece difícil.

Jorge Luis García
CIDE

Anónimo dijo...

Saludos....Estoy de acuerdo, una reforma fiscal es indispensable. Sin embargo, no creo que el PRI ni el PAN tegnan el conocimiento economico para efectuar la reforma que el pais necesita. Les sugiero que le pregunten a AMLO o Ebrard, o Obama o Clinton, de como realizar una reforma fiscal que promueve el crecimiento. Cuando Clinton aumento el ISR tope al 39.6% en 93, el Wall Street Journal (fanaticos de FC, por cierto) acusaron a Clinton de ser Marxista, y que su aumento iba hacer desplomar la economia. Hubo crecimiento en la decada de los 90s en EEUU? Mi punto es que, gracias a las politicas fiscales de PRI y el PAN, estamos como estamos. Ahora, porque el PAN no propone un impuesto del 30% a dividendos, para comenzar. Yo les digo. Porque, al hacer esto, RSP y Azcarraga tendrian que pagar ese 30% de los dividendos que se AutoDeclaran. Y como Televisa y Azteca dirigen al PRI y al PAN, estamos como estamos. Saludos..

Rogan Donelly dijo...

Cierto, la reforma fiscal es prioritaria, sabemos que urge que tengamos crecimiento pero creo que sería muy difícil lograrlo si se descuidan las finanzas públicas,
tal vez lo que se propone no es popular y no nos beneficie mucho en el corto plazo pero no creo tampoco que logremos una estabilidad que lleve al crecimiento sin un estado equilibrado. Estoy de acuerdo con los cambios en los tributos que recibe el estado, pero algo que me causa ruido es que se siga manteniendo un ISR más alto que el IVA. Me parece que un impuesto indirecto generalizado es una mejor forma de combatir la baja recaudación que se da por evasión y comercio informal, pero también creo que necesita una contra parte no solo para que haya consumo que gravar si no tambien por un aspecto de aceptación social.

Pienso que es un tanto arriesgado decir quien sería el bueno para realizar una reforma de tal magnitud, ya que estamos -como lo mencionamos antes- no solo ante un asunto económico, si no tambien sociopolítico. Dudo mucho que los que no estan sean capaces de tomar decisiones, no mejores si no menos ineficientes, que los que estan ahora. Sería bueno que trataramos de ser mas objetivos y menos vicerales a la hora de comentar este tipo de temas.

Rogelio Lara
EGAP

Anónimo dijo...

Saludos.....Mexico lleva 27 anos con la misma formula fiscal. Directo de Hillsdale College y The Heritage Foundation. 27 anos con el PRI y el PAN, y lo unico que saben es "supply-side" economics. En EEUU, ya se comprobo que no funciona. Pero el PRI y el PAN estan convencidos que, uno de estos dias, si funacionara, a pesar que el PIB/Capita anual, en terminos reales, ha sido de menos de 0.7%. Por eso trato este tema de manera "visceral". Porque Mexico puede ser un gran pais, pero jamas lo sera con el PRI o el PAN en el poder. Y algunos de ustedes se quejan con un ISR de 28%??!!! En California, entre el ISR federal y estatal, casi si paga el 50%. Cuando Bill Oreilly de FoxNews le dijo a Obama, en una entrevista, que temia que Obama le aumente su ISR mas alla del 50%, Obama dijo que Oreilly tenia el deber de contribuir mas, para el bienestar de todos......Saludos.

Sergio dijo...

La disyuntiva entre crecimiento y reforma fiscal es un poco engañosa. Por un lado, recortar gasto público y/o incrementar impuestos sí puede tener efectos recesivos de corto plazo; la conveniencia de estas acciones en un periodo de crisis debe ser evaluada cuidadosamente.

No obstante, es importante reconocer que reforma fiscal no es sinónimo de crecimiento económico. En particular, las deficiencias que padece la economía mexicana e inhiben su crecimiento son complejas y de diversas naturalezas. Así, aun LA reforma fiscal podría ser insuficiente para estimular el crecimiento económico mexicano si no se complementa con políticas que ataquen simultáneamente los otros (y numerosos) obstáculos al crecimiento económico nacional (en una palabra: competitividad).

Sergio Montero

Francisco Villasenor dijo...

Estoy de acuerdo en que el objetivo en última instancia debe ser el crecimiento de la economía, pero, a mi parecer, la prioridad debe ser la reforma fiscal (como medio para lograr el crecimiento).

Esto es porque, como Alejandro menciona, las principales herramientas contracíclicas serias dependen de la recaudación fiscal y del gasto público.

Pero, ¿sabrán esto nuestros gobernantes y representantes políticos?

Francisco Villaseñor
CIDE

O.P.R. dijo...

Me parece adecuado que el gasto público se reduzca pero sin perder el dinamismo, enfocándose únicamente en una medida de corto plazo, sin embargo creo que lo delicado del asunto de los impuestos es que ´difícilmente son reducidos o eliminados incluso aún después de que la economía se recupera, por lo que un mal diseño de política fiscal debido a la urgencia de la situación puede traer efectos colaterales que podrían afectar más de lo necesario al consumo de los individuos ahora y en el futuro. Por otro lado creo que es difícl saber en cuanto tiempo se reduciría el producto potencial con una tandencia de crecimiento baja y constante, otro argumento que pone en duda si el crecimiento se debe sobreponer como prioridad a una reforma fiscal adecuada.

Oscar R. Portillo

Vannesa Miramón dijo...

Como bien señalas, creo que para México, la reforma fiscal es muy importante pues la dependencia hacia los ingresos petroleros es excesiva, de hecho creo que debe ser una prioridad si se queren mantener los niveles de inversión adecuados a las exigencias de la situación. Para evitar las consecuencias de la disminución del PIB potencial, bien se pueden efectuar reformas laboral y energética que impulsen el crecimiento económico.

Vannesa Miramón

Gabriel Estrada dijo...

Un entorno institucional bien definido es importante para promover el crecimiento de largo plazo de la economía y una política fiscal de alta calidad juega un papel importante en su funcionamiento. Una buena política fiscal es clave para la estabilidad macroeconómica y buenas políticas públicas y para generar expectativas que detonen el crecimiento económico.

Por el lado del gasto, ciertos elementos fundamentales son esenciales para que la economía funcione y crezca. Sin embargo, debe elegirse el destino del gasto de acuerdo con un análisis costo-beneficio, que claramente cambia de acuerdo con el momento. En una crisis como la actual, no necesariamente es bueno invertir más en los elementos clave para el crecimiento de largo plazo como Investigación y Desarrollo y Capital Humano, porque sus resultados tardan en reflejarse. Posiblemente lo que puede ayudar más a garantizar el repago pronto de la deuda generada para financiar el déficit actual es la inversión en cierto tipo de infraestructura y otros elementos cuyos efectos sean más rápidos.

A su vez, posiblemente lo ideal es no incrementar los impuestos mucho porque podrían generar distorsiones que inhiban el crecimiento en el corto plazo, y en cambio sí procurar hacerlos más claros y eficientes. Finalmente, sin duda, ponerle un plazo al pago de la deuda sería una decisión correcta, ya que generaría buenas expectativas tanto interna como externamente, lo que ayudaría más al crecimiento.

Guillermo dijo...

Sin duda es necesario modificar las reglas de tributación y de gasto para que la ploítica fiscal se convierta en un instrumento contraciclico efectivo.

Sin embargo, existen muchos caminos para llegar al mismo lugar. Yo creo que la pregunta es cuál es el mejor. Por poner un ejemplo, sabemos que la propuesta de reforma fiscal enviada al legislativo, hace énfasis en cobrar a quienes no pagan o pagan mal, en vez de esto -aunque sé que tiene costos políticos muy altos- porque no imponer un sistema regresivo, el que gana más paga menos.

No es que esté en contra del 2% para favorecer el impulso a programas como oportunidades, pero ¿cual es el beneficio a largo plazo de los beneficiarios? ¿en verdad estos programas son rentables?

Claudia Navarrete dijo...

Como se menciona, la reforma fiscal es una de las prioridades del país si se busca lograr crecimiento sostenido.
Sin embargo, sus efectos en el corto plazo pueden ser perjudiciales, por lo que yo creo que esta reforma se debe dar en un periodo en el cual el país se encuentre en mejores condiciones que las de ahorita.
Asimismo, creo que México necesita un cambio mucho más profundo y estructural, que no puede generar solamente la reforma fiscal, por lo que creo indispensable más reformas.

Andrea dijo...

Para poder crecer es necesario que exista no sólo una reforma fiscal, sino una serie de reformas que en conjunto logren realinear de manera adecuada los incentivos.

Desgraciadamente, lograr reformar los ámbitos necesarios para el crecimiento como un paquete efectivo y coherente se encuentra lejos del panorama.

Anónimo dijo...

Es cierto que hay diversos puntos de vista con respecto al crecimiento y cómo puede lograrse. Acemoglu, uno de los principales investigadores de este tema, afirma que el crecimiento está fuertemente relacionado con las instituciones. En mi opinión, cuando se habla de instituciones no sólo nos referimos a las instancias públicas como la SHCP(la cual nos concierne en el tema de la columna) o el Banco de México, sino a las reglas implícitas, quwe también son instituciones, conh las que funcionan internamente estas instancias. Estas "reglas" son las que hacen que una institución sea efciciente o no, y al mismo tiempo genere las condiciones adecuadas para lograr el crecimiento del país. El tema del crecimiento debe analizarse tomando en cuenta todos estos aspectos por lo cual se vuelve no sólo muy polémico sino difícil de explicar y delimitar.
Lucía Rodríguez

Diana dijo...

Me parece que las reformas estructurales deben ser vistas como un camino para el crecimiento económico. Muchas veces, el reformar un sólo sector (por mucho que la reforma esté bien estructurada) produce un efecto aislado que no permite que se tenga el impacto planeado en la economía. Lo que necesita México son reformas estructurales conjuntas: en la seguridad social, en el sector salud, en materia fiscal, etc. Mientras que estos cambios no se produzcan conjuntamente, el país no podrá alcanzar el crecimiento y el desarrollo deseados.

Diana Alférez