domingo, 6 de septiembre de 2009

A Discusión en el Congreso la Política Fiscal de México para el 2010

El próximo 8 de septiembre, el Ejecutivo, vía la SHCP, deberá enviar al Congreso su propuesta de política fiscal para el 2010 y en su momento la discutiremos. Pero en este post quiero realizar una breve explicación de el significado de este proceso que se realiza cada año, y que constituye la definición de la política fiscal que se seguirá el año siguiente.
.
La política fiscal es una de las tres grandes políticas macroeconómica en un país. Las otras dos son la política monetaria y la cambiaria. Esta política se refiere fundamentalmente al manejo de las variables vinculadas al sector público, siendo las principales el gasto, ingresos, déficit público y deuda pública. Prácticamente en todos los países, esta política no la define sólo el Ejecutivo. El realiza una propuesta, pero ésta debe ser discutida y aprobada en el Legislativo. Teóricamente esto permite que se tome en cuenta la opinión de los ciudadanos, si es que consideramos que los legisladores representan efectivamente a sus electores. Un elemento negativo de este proceso es que introduce muchos rezagos en la implementación de una política fiscal, ya que son varias las semanas en lo que llega la propuesta, se discute y se aprueba, reduciendo la capacidad de reacción inmediata de ésta ante situaciones imprevisibles.
.
Lo que la SHCP tendrá que presentar al Congreso son tres grandes documentos.
a) Criterios de Política Económica: este documento es el marco macroeconómico que sustenta su propuesta fiscal. Básicamente presenta un diagnóstico de la situación macroeconómica del país y su entorno mundial, así como sus previsiones sobre este entorno para el año siguiente. Algunas de las variables centrales son: cómo evolucionará el PIB en el mundo, particularmente en Estados Unidos, y en México. Qué se espera con la inflación, las tasas de interés relevantes, el tipo de cambio y de manera relevante, sobre la evolución del mercado petrolero mundial que determinará el comportamiento del precio internacional del crudo, variable central en nuestras finanzas públicas.
.
b) Ley de Ingresos: este documento estipula todo lo referido con los ingresos públicos, tributarios y no tributarios. Esto es, cuáles serán las fuentes de impuestos y otros gravámenes; otro tipo de ingreso, sobre todo el referido al ingreso por petróleo, etc. También se definen los lineamientos y criterios a seguir para el endeudamiento del sector público, fijándose generalmente un tope.
.
c) Propuesta de Presupuesto de Egresos: en este documento se presenta en qué, cómo y cuánto se piensa gastar durante el siguiente año.
.
Es claro que este gasto debe estar en línea con lo que se espera obtener de recursos para financiarlo. Adicionalmente, este proceso esta regido por la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria. Son muchos los puntos incluidos en esa ley, pero destaco los siguientes: establece la fórmula que se debe utilizar para calcular el precio del petróleo para el próximos año; establece lo que se hace con los recursos que excedan a lo esperado y que se destinan a distintos fondos y el mecanismo de asignación; de manera importante, establece la Regla de Política Fiscal que se sigue, y que en particular es el objetivo de mantener un presupuesto equilibrado. Define qué significa ésto y cómo se logrará. Este último elemento será muy importante y habrá que estar muy pendientes porque es donde se define si se da o no un margen para un mayor déficit fiscal y bajo qué condiciones y reglas.
.
A grandes razgos este proceso significa que a partir del 8 de este mes, se discute la Política Fiscal que se implementará durante el 2010. Espero que esta explicación muy breve sea útil para entender mejor este proceso.

5 comentarios:

Jorge dijo...

Creo que, al menos en mi caso, es difícil dudar de la capacidad de los funcionarios que hay en la SHCP: la mayoría de los que toman las decisiones importantes obtuvieron grados académicos distinguidos en las mejores universidades del mundo.

Sin embargo, creo que hay dos problemas cuando se discute el presupuesto:

1) Los legisladores empiezan a alterar la propuesta de presupuesto sin estudiar de manera amplia, como en la SHCP se supone que se hace, las implicaciones económicas de estas modificaciones.

2) Si la SHCP impulsa propuestas realmente innovadoreas, el partido que está en el poder tendría que asumir un gran costo político. (Que ni ahora ni nunca quiere asumir)

No se vislumbran grandes resultados.

Jorge Luis García
CIDE

Anónimo dijo...

exelente exposiciòn.. deverìa de hacer(y mi nieve de limon) un portal de economìa aplicada...

jlb

O.P.R. dijo...

Creo que algo importante en este asunto es si la política fiscal que se implemente será únicamente una medida de corto plazo que se ajuste a las necesidades que exige la crisis actual (lo que ya había advertido el FMI) y/o estará enfocada a un proyecto de mediano-largo plazo que vaya de acuerdo a la dinámica estructural de nuestra economía.

Oscar R. Portillo

Andrea dijo...

Esperemos que el paquete que se envíe al congreso sea, en primer lugar, un conjunto de propuestas adecuadas a la circunstancia actual y estructuradas de manera tal que la dependencia del ingreso con respecto al petróleo se reduzca.
En segundo lugar, que las propuestas que causen polémica no se resuelvan con base en arreglos políticos y provocando cambios sin fundamento económico.
Sin embargo, esto parece más un deseo que una realidad próxima.

Martha G. Carmona dijo...

Como bien comenta Oscar, es fundamental que la política fiscal para el siguiente periodo contemple soluciones que tengan alcance de mediano y largo plazo - si bien son lineamientos para un solo año- y que generen el mínimo de distorsiones. Así, los resultados que podamos observar en el futuro serán confiables y no sólo ajustes pasajeros, fruto de políticas improvisadas.
De todos los temas, considero que el del petróleo es de los más importantes y de los que se tiene que estudiar con más cuidado, tanto en la SHCP como en el Congreso, pues representa una fuente de ingresos para el Estado primordial, y es vital que se haga una proyección realista en este rubro.