jueves, 3 de septiembre de 2009

¿Cómo es que los Economistas Fallaron? Krugman Opina

En un artículo que aparece en Magazine del NYT titulado How Did Economists Get it So Wrong? y firmado por P. Krugman se detalla su opinión en el debate que se desarrolla en la academia de los economistas en relación a la teoría económica y en particular en la macroeconomía y las finanzas. Seguramente sacará muchas chispas este ensayo, algo extenso, que vale la pena revisar. Una visión crítica a planteamientos como la hipótesis de los mercados eficientes, los supuestos de racionalidad y de funcionamiento de los mercados, así como el papel de la teoría keynesiana y sus prescripciones de política. Una revisión al debate entre los economistas de agua salada y aquellos de agua dulce. Una probadita
.
...As I see it, the economics profession went astray because economists, as a group, mistook beauty, clad in impressive-looking mathematics, for truth. Until the Great Depression, most economists clung to a vision of capitalism as a perfect or nearly perfect system. That vision wasn’t sustainable in the face of mass unemployment, but as memories of the Depression faded, economists fell back in love with the old, idealized vision of an economy in which rational individuals interact in perfect markets, this time gussied up with fancy equations. The renewed romance with the idealized market was, to be sure, partly a response to shifting political winds, partly a response to financial incentives. But while sabbaticals at the Hoover Institution and job opportunities on Wall Street are nothing to sneeze at, the central cause of the profession’s failure was the desire for an all-encompassing, intellectually elegant approach that also gave economists a chance to show off their mathematical prowess.
Unfortunately, this romanticized and sanitized vision of the economy led most economists to ignore all the things that can go wrong. They turned a blind eye to the limitations of human rationality that often lead to bubbles and busts; to the problems of institutions that run amok; to the imperfections of markets — especially financial markets — that can cause the economy’s operating system to undergo sudden, unpredictable crashes; and to the dangers created when regulators don’t believe in regulation....

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sería interesante saber exactametne qué soluciones proponen quienes pugnan en favor de medidas keynesianas. ¿aumentar el gasto público? ¿reducir impuestos? ¿seguro de desempleo? ¿reducir las tasas de interés? ¿regular los mercados financieros? En el pasado, estas medidas han probado tener más costos que beneficios.
Desde mi perspectiva no es una cuestión de paradigmas o posturas ideológicas. Las economías no son laboratorios y las decisiones que toman las autoridades tienen consecuencias, las cuales son buenas o malas, dependiendo de si son las adecuadas o no. De hecho, las medidas que se han instrumentado a lo largo de la orbe por autoridades monetarias y financieras son de corte keynesiano y todo mundo parece estar de acuerdo en que sirvieron para mitigar la crisis global. Desafortunadametne, nunca sabremos que hubiera pasado en ausencia de esas medidas, pero no es difícil imaginar que las consecuencias hubieran sido desastrosas. Y no es así porque las políticas sean neoliberales o keynesianas. Más bien hay que ser pragmáticos y la propia realidad y la forma en que se desarrollan los eventos económicos, son los que dictan las medidas a tomar. No hay ni debe haber paradigmas que se presenten como verdades absolutas. Las acciones d epolítica económica no pueden ser ajenas al entorno que se presenta. Deben ser proactivas, pero también reactivas. Preventivas y resolutorias. Lo que si debe ser claro es que las malas políticas económicas producen malos resultados y que las buenas políticas producen resutlados positivos. Pero lo que es hoy una buena política puede dejar de serlo mañana, y lo mismo puede decirse de las malas políticas del presente que puden ser buenas política en el futuro. Nadie ha dicho que el mercado es un mecanismo autoregulador y que, por tanto, las economías de mercado no están expuestas a choques o que no puede haber crisis económicas o financieras. Lo mismo puede decirse de una economía llena de distorsiones. ¿Son esas distorsiones corregibles? ¿Son la causa de las crisis? Nuestros amigos Krugman y Stiglitz arguemntan que los probelmas de información son la causa princial de los problemas en las economías de mercado. ¡debe entonces buscarse mayor transparencia o ésta debe limitarse? Lo que sí es innegable es que hubo errores. Cuando una burbuja es evidente (déficit en cuanta corriente crecientes, aumento del déficit fiscal, aumentos desproporcionados de los precios de los activos, y escaso crecimiento económico) fueron indicadores claros desde hace varios años. Lo que sucedió es que los participantes del mercado o agentes económicos, al ver que la burbuja no se reventaba, creyeron que esto no iba a suceder. ¡Y puede la autoridad reventar la burbuja? ¿Cuáles serían las consecuencias? ¿Cómo evitar que la burbuja se desinfle de manera ordenada? ¿Qué medidas son útiles para esto? A la gente no le puedes decir cómo usar su dinero o disponer de su riqueza o si puede endeudarse o no y hasta que grado. Eso equivale a suponer que los agentes económicos son demasiado estúpidos. Y si así fuera, ¿en dónde quedan nuesatras libertades de elegir lo que más nos conviene? Aghora resutla que el Estado es un sabelotodo. Peor aún, ahora resutla que los únicos que saben qué hay qué hacer y cómo son Krugman y Stiglitz. Dos premios Nobel bastante cuestionables, que están explotando su fama y su prestidgio para ser millonarios. ¡por qué no han propuesto que el Gobierno regule a est tipo de individuos? Al parecer, a ellos no les va tan mal con el libre mercado.

Anónimo dijo...

Saludos....(i) No te creas que todos confian en Krugman. Yo si, pero yo soy de extraccion CentroIzquierdista. En EEUU, los conservardores consideran a Krugman un Marxista, y en FoxNews, tipos como Bill O'Reilly lo consideran agente del comunismo. En la misma manera que la Derecha desprestigaban a Rogelio Ramirez de la O en Mexico, en EEUU descalifican a Krugman.........(ii) Muchos (no todos)saben que burbujas son destinadas a reventar, pero piensan que tendran la habilidad de liquidar sus posiciones antes de que esto ocurra. En particular, a suponer que tu manejes un fondo que es indexado al cierto segmento en burbuja, y todos tus competidores estan 80% invertido. A suponer que la burbuja dura 1 ano mas. Al terminar el ano, tus rivales lograron un rendimiento de 30%, y tu, por salirte antes, solo 5%. Quien se queda sin trabajo, tu o tus competidores que invertieron en la burbuja............(iii) Si le puedes decir a la gente como disponer su rizueza. De hecho, despues de la Depresion, Roosevelt y otros Democratas aumentaron el ISR a niveles de casi 90% (para el dolar marginal), codigo fiscal que muchos economistas argumentan logro que no haya tanta desigualdad en EEUU en los 50s y 60s............Saludos...

Anónimo dijo...

Alejandro,

Gracias por la recomendación, es un excelente artículo.

Parafraseando a Alvin Toffler al respecto de la crisis: "Es tiempo de volver a escribir los libros de texto".

Saludos,

Fernando Arechederra M.

gilbertozazueta dijo...

Me parece una excelente reflexion toda vez que la economia tambien se encuentra fuertemente ligada a la psicologia. Son siempre las conductas de los individuos las que mueven la economica. Si el espirtu social se encuentra estancado la economia tiende a colapsarse. Las matematicas ayudan a dar un soporte logico a las ideas sobre el funcionamiento economico sin embargo lo unic constante es el cambio y por lo tanto las formas en que se aborda el fenomeno economico deben de cambiar pero sin olvidar nunca a la fiel matematica para estructurar y uniformar el pensamiento economico.

Marco Antonio Moreno dijo...

Anónimo
es tan largo y confuso lo que escribe que se hace dificil de leer y seguir
Al respecto lo siguiente: la economía keynesiana real nunca se basó en el puro gasto público. Para Keynes lo relevante era el tema del empleo. Este aspecto fue abandonado en los últimos 30 años por la doctrina neoliberal y eso crea el gran problema. Y punto. Las supuestas medidas que algunos llaman "keynesianas" son medidas de parche que nada tienen que ver con Keynes, para quien el motor del gasto público era la regulación del empleo, de ahí el titulo de su obra (Teoría General del Empleo, el Interés y el Dinero), es el empleo el tema central de la economía y el dinero y la tasa de interés debe estar supeditado al nivel de empleo que da estabilidad a la economía y no al revés como se hizo en los ultimos 30 años via Friedman y Consenso de Washington